Deseosos de ocupar la plaza delantera por aquello de sentirse mayores, este verano han sido varios los niños (y padres) que me han formulado esta pregunta: ¿a qué edad puede viajar un niño en el asiento delantero?

La respuesta no es tan sencilla como dar una cifra. Primero, porque aunque la norma establece como referencia la edad de 12 años, lo que debe prevalecer por encima del año de nacimiento es la altura. Es decir, en realidad la pregunta debería ser: ¿cuánto debe medir un niño para viajar en el asiento delantero?

En base a esto, se abren dos posibles respuestas y unos cuantos matices importantes.

En el asiento del copiloto CON sistema de retención infantil

La última reforma de la norma que establece cómo deben viajar los niños en coche es muy clara al respecto: los que no alcancen 1,35 metros de altura no podrán ocupar el asiento del copiloto, con tres excepciones:

  1. cuando todos los asientos traseros estén ocupados por niños con sus respectivos sistemas de retención infantil
  2. cuando no sea posible instalar más sistemas de retención en la parte trasera: no hay muchos coches en los que se puedan colocar tres sillas infantiles, en este caso, la recomendación es que sea el más mayor quien ocupe la plaza delantera. Para las familias numerosas es aconsejable el uso de dispositivos como Rivemove que permite instalar tres sillas en casi cualquier vehículo.
  3. cuando el vehículo no disponga de asientos traseros (un biplaza, una furgoneta…)

Los niños que no alcancen la altura mínima exigida para viajar sin asiento infantil deben usar un sistema de retención adecuado a su peso y/o altura, también cuando ocupan el asiento delantero.

Abrir coche

Todavía conviven dos normas de homologación de sillas infantiles. La ECE R44 es la que ordena los sistemas de retención infantil en base al peso del niño con tres grupos principales: grupo 0/0+grupo 1 y grupo 2/3. La más moderna y que poco a poco irá sustituyendo a la anterior es la norma i-Size. Esta se basa en la altura para determinar qué silla es la adecuada para niño. Además, trae consigo dos importantes novedades: obliga a que los niños viajen a contramarcha hasta, al menos, los 15 meses (la recomendación es que sea el mayor tiempo posible, si es hasta los cuatro años, mejor); mientras las sillas de grupo solo pasan pruebas de impacto frontal, las i-Size también deben demostrar que son eficaces en caso de impacto lateral.

Recuerda también que si viajas con un niño en el asiento del copiloto, debes desactivar el airbag.

En el asiento del copiloto SIN sistema de retención infantil

Por encima de los 135 cm de altura, el niño se considera mayor y puede viajar sin sistema de retención en cualquier plaza, también en la del copiloto. Debe hacer uso siempre del cinturón de seguridad, por supuesto.

Ahora bien, expertos en seguridad vial en general y en seguridad vial infantil en particular insisten en extender el uso de los sistemas de retención infantil hasta los 150 cm. La DGT firma la Ley que exime a los niños del uso de sillas a partir de 1,35 metros, pero se suma a la recomendación de esperar al metro y medio.

La multa es lo de menos

Respondida la pregunta de a qué edad/altura pueden viajar los niños como copilotos, la siguiente cuestión suele ser: ¿cuál es la multa por llevar a un niño en el asiento delantero de forma incorrecta?

La respuesta: 200 euros y tres puntos del permiso de conducir.

Pero insisto, en esto, la multa es lo de menos…